Existe una relación entre nuestras emociones y lo que comemos, ya que los alimentos tienen sustancias que desencadenan reacciones químicas en el cuerpo.

Existe una relación entre nuestras emociones y lo que comemos, ya que los alimentos tienen sustancias que desencadenan reacciones químicas en el cuerpo.

Alimentación, emociones y energía

Iniciar un nuevo negocio, cambiar de trabajo, mudarse o empezar a estudiar son algunas de las situaciones que pueden producirnos mucha ansiedad. Esa sensación que proviene de la anticipación que hacemos en nuestra mente para saber cómo va a resultar todo y que generalmente se presenta acompañada de ganas incontrolables de comer, sudoración, o insomnio.

Para calmar la ansiedad que se presenta cuando emprendemos es necesario conocer que existe una relación entre nuestras emociones y lo que comemos. Esa relación se debe principalmente a que los alimentos están llenos de sustancias que desencadenan reacciones químicas en nuestro cuerpo.

De acuerdo con la chef Delia Arenas, especialista en alimentación saludable, ingerir una dieta con los alimentos adecuados puede ayudarnos a controlar la ansiedad, a superar la tristeza y puede, incluso, hacernos más felices.

Azúcar, grasa e insulina

Sin embargo, una dieta alta en azúcares y grasa puede hacernos sentir eufóricos momentáneamente para luego dejarnos agotados, distraídos y mareados. Esto se debe a que las altas cantidades de azúcar o grasa presentes en alimentos como las donuts, los postres azucarados, el helado y las gaseosas disparan la insulina en nuestro cuerpo, y desencadenan una serie de procesos químicos que ponen al organismo a trabajar para recuperarse y procesar todo lo ingerido en lugar de tener la disposición y energía para trabajar junto a nuestra mente en la meta que queremos alcanzar.

Lo ideal es consumir diariamente alimentos que contengan triptófano, un aminoácido que estimula la producción de serotonina. Además de omega-3, magnesio, zinc, vitamina C y boro, que ayudan a sintetizar la serotonina y a absorber mejor el calcio y los nutrientes que provienen de las frutas y vegetales.

Muchos de los alimentos que pueden ayudarnos a obtener estas sustancias no son lo que esperamos comer cuando tenemos un antojo o sentimos ansiedad a media tarde o tarde en la noche. Sin embargo, si comemos conscientemente y entendemos los beneficios que puede traernos una alimentación saludable los disfrutaremos como si se tratase del mejor postre.

Algunas recomendaciones de buena alimentación

Te recomiendo incluir en tu dieta diaria frutos rojos, kiwi, manzanas, yogurt griego sin azúcar añadida, avena, frutos secos, naranja, banana, y plátano, ya que estos son algunos de los alimentos que pueden calmar nuestra necesidad de consumir dulces mientras nos proporcionan una buena dosis de triptófano, vitaminas y minerales. Las ciruelas pasas también son aliadas importantes porque contienen boro, un elemento químico que contribuye en la absorción del calcio y por ende en el fortalecimiento de los huesos en el cuerpo.

Y a la hora de almorzar o cenar, el pavo, el salmón, la trucha, las cebollas, ajos, repollos, zanahorias, y el arroz integral son ingredientes ideales para una dieta que nos mantenga calmadas, enfocadas y con energía.

Ya tienes varias opciones de comida saludable, el siguiente paso es tuyo.

¿Deseas más información?

Supermujer es la primera organización sobre información en materia de desarrollo, motivación, y superación personal para la mujer. Completa el siguiente formulario para recibir totalmente gratis la información sobre nuestros artículos, publicaciones y seminarios en tu ciudad; y si quieres hacer una primera consulta personalizada, puedes enviárnosla aquí.

[grwebform url=»http://app.getresponse.com/view_webform.js?wid=8517202&u=L5kU» css=»on»/]

Comentarios

comentarios

Terapia Online