Es muy importante que desarrolles un criterio que te permita buscar un correcto profesional de Psicoterapia.

Es muy importante que desarrolles un criterio que te permita buscar un correcto profesional de Psicoterapia.

A pesar de que el oficio del psicoterapeuta como lo conocemos hoy fue delineado hace casi un siglo, para la mayoría de las personas sigue siendo un misterio lo que sucede tras la puerta de un consultorio. Las ideas que se tienen al respecto frecuentemente provienen más de prejuicios que de la información verídica de fuentes confiables. Por si fuera poco, nos enfrentamos a una gran variedad de prácticas que se suelen etiquetar como “terapia” y que provienen de contextos muy diferentes, muchas veces incluso antagónicos.

Desde las que tienen fincados sus orígenes en la ciencia experimental hasta prácticas que se acercan a lo esotérico. Es muy importante que desarrolles un criterio que te permita diferenciar cuándo se trata de lo uno y cuándo de lo otro. No queremos descalificar a ninguna de estas técnicas, pero sí advertirte que no todo lo que te ofrecen como terapia cumplirá con los estándares de la atención profesional.

Es tu responsabilidad estar alerta para no caer con charlatanes o  sufrir  malas prácticas que no te ayuden de la manera que estás buscando o te hagan perder tu tiempo y tu dinero.

Si lo que estás buscando es una opción distinta es muy válido, siempre y cuando sepas lo que puedes esperar y lo que no, sin confundir la psicoterapia con métodos de sanación alternativos. Se necesita al menos estar graduado de la licenciatura en psicología para poder ejercer la psicoterapia. En algunos países con regulaciones más estructuradas se solicitan diplomas de especialización en psicología clínica.

Independientemente del tipo de psicoterapia que elijas debes esperar un trato profesional al que llamamos contrato o encuadre, es decir, desde las primeras sesiones que acudas se te informará cuáles son las reglas. Se establecerá un horario, un costo por sesión y cualquier otra cláusula pertinente como las ausencias del terapeuta y las tuyas o la duración del tratamiento. Éste es el momento de preguntar todas las dudas que tengas, puedes solicitar que tu terapeuta te diga cuáles son sus credenciales que lo acreditan como tal.

Bajo ninguna circunstancia el terapeuta te pedirá contacto físico. En todos los modelos de psicoterapia reconocidos el instrumento por excelencia para el trabajo es el lenguaje. Por lo cual deberás ir dispuesta a hablar. Es común que muchas personas se sientan perdidas cuando empiezan un proceso de psicoterapia, pues imaginan que el terapeuta de inmediato les dará consejos y les dirá qué hacer. En realidad esto es muy poco probable, ya que uno de los principales objetivos de la psicoterapia es que te vuelvas una persona autónoma con criterio propio y tomes las riendas de tus decisiones. Puede que se te recomienden algunas tareas fuera de tu sesión, dependiendo del motivo de consulta, pero esto sólo serán ejercicios de habilidades que pondrás en práctica en tu vida cotidiana. Esto no incluye tener encuentros con tu terapeuta que no sigan las reglas del contrato o el encuadre.

Es válido que no te quedes con el primer terapeuta que conozcas, puedes darte la oportunidad de probar con diferentes personas y tomar una decisión hasta que te sientas completamente cómoda.

Si necesitas mayor orientación puedes hacernos una consulta en nuestro sitio y con gusto te pondremos en contacto con profesionales reconocidos que estén cerca de ti.

¿Deseas más información?

Supermujer es la primera organización sobre información femenina en materia de desarrollo, motivación, y superación personal. Completa el siguiente formulario para recibir totalmente gratis la información sobre nuestros artículos, publicaciones y seminarios en tu ciudad; y si quieres hacer una primera consulta personalizada totalmente gratis, puedes enviárnosla aquí.

[grwebform url=»http://app.getresponse.com/view_webform.js?wid=8517202&u=L5kU» css=»on»/]

Comentarios

comentarios

Terapia Online