El problema con estas creencias o mitos es que la mayoría de las veces son falsos y pueden distorsionar y complicar la forma en la que vivimos nuestra sexualidad.

El problema con estas creencias o mitos es que la mayoría de las veces son falsos y pueden distorsionar y complicar la forma en la que vivimos nuestra sexualidad.

Mitos de la sexualidad en pareja

Nuestra vida sexual no sólo se conforma por las experiencias que hemos tenido, también está definida por lo que sabemos acerca de la sexualidad humana; es un conocimiento que se construye desde la primera educación sexual hasta nuestros últimos encuentros sexuales, sin importar la edad. Sin embargo, este conocimiento también puede estar influenciado por lo que creemos saber y por lo que los demás nos dicen. El problema con estas creencias o mitos es que la mayoría de las veces son falsos y pueden distorsionar y complicar la forma en la que vivimos nuestra sexualidad.

Para evitar que ideas equivocadas nos impidan tener una vida sexual plena, a continuación analizamos 6 mitos populares acerca de la sexualidad en pareja.

“Las mujeres decentes no muestran iniciativa”

La creencia suele ser que las mujeres sólo están dispuestas al sexo cuando un hombre se lo propone, nunca antes. La verdad es que el deseo sexual puede aparecer primero tanto en hombres como en mujeres, y en ambos casos es saludable.

“El hombre no involucra los sentimientos con el sexo”

Los medios nos bombardean constantemente con la imagen del hombre despreocupado que busca sexo en todo momento y sin pensar en nada más. Lo cierto es que los hombres también experimentan toda clase de sentimientos y emociones al momento del sexo porque también para ellos representa una experiencia compleja, no sólo una función fisiológica.

“Demasiado sexo puede debilitar los músculos vaginales”

Muchos mitos sexuales parten de ideas morales que, en épocas pasadas, intentaban controlar la vida sexual de las mujeres. Independientemente de la connotación moral que pueda tener. Una vida sexual muy activa de ninguna forma cambiará la anatomía de una mujer, ya que el acto sexual no es nocivo para la salud, sino todo lo contrario, muy saludable.

“El tamaño del pie determina el tamaño del pene”

Tomamos como hecho biológico la idea de que los hombres con pies o manos grandes tienen un pene grande. Pero esta idea no tiene un sustento científico y la realidad es que el tamaño del pene puede variar de un hombre a otro, sin relación con otra parte de su cuerpo y sin que determine el placer que su pareja pueda sentir.

“Con condón no se disfruta igual”

Tanto hombres como mujeres pueden rechazar el uso del condón si creen en el mito de que la sensación es mayor si no hay nada de por medio. En realidad, el placer durante el sexo depende más de otros factores físicos y químicos como el ritmo cardíaco y las hormonas, y no de una decisión que incluso puede resultar muy contraproducente.

“La erección del hombre depende de la sensualidad de la mujer”

La erección es un proceso que depende más del estado físico y mental del hombre que de su pareja. Cuando un hombre no puede mantener una erección, es probable que sea debido a algún factor estresante o de salud, más que a la capacidad de su pareja de estimular su deseo sexual.

En definitiva, los mitos de la sexualidad en pareja son muchos y varían según la región geográfica o la cultura en la que te encuentres. Te recomendamos siempre investigar más o consultar con un especialista si hay algo que te preocupe o te desconcierte acerca de tu vida sexual.

¿Deseas más información?

Supermujer es la primera organización sobre información en materia de desarrollo, motivación, y superación personal para la mujer. Completa el siguiente formulario para recibir totalmente gratis la información sobre nuestros artículos, publicaciones y seminarios en tu ciudad; y si quieres hacer una primera consulta personalizada, puedes enviárnosla aquí.

[grwebform url=»http://app.getresponse.com/view_webform.js?wid=8517202&u=L5kU» css=»on»/]

Comentarios

comentarios

Terapia Online