Cuando éramos pequeñas nos enseñaron lengua, matemáticas, música o naturaleza. Sin embargo, se les olvidó enseñarnos a escuchar nuestras emociones. A sentirlas y no evitarlas.

Cuando éramos pequeñas nos enseñaron lengua, matemáticas, música o naturaleza. Sin embargo, se les olvidó enseñarnos a escuchar nuestras emociones. A sentirlas y no evitarlas.

Te hablaré desde la experiencia personal y me gustaría que fuera de gran ayuda para ti lo que voy a contarte. Cuando éramos pequeñas nos enseñaron lengua, matemáticas, música o naturaleza. Sin embargo, en ese esfuerzo de hacer de nosotras mujeres de provecho y excelentes personas se les olvidó enseñarnos a escuchar nuestras emociones. A sentirlas y no evitarlas. También se les olvidó hablarnos de ciertos mecanismos que residen dentro de nosotras y pueden ser beneficiosos o tóxicos según los utilicemos, como es la autocrítica, la cual a veces nos hunde en lo más profundo. También se les olvidó aceptarnos de forma incondicional y no tratar de hacer de nosotras quien no éramos, para poder ser aceptadas. Se les olvidó hablarnos de la importancia de confiar en una misma para conseguir aquello que nos propusiéramos. Y se les olvidó también decirnos que nuestra vida nos pertenecía y deberíamos vivir en base a nuestros valores. ¡Todo esto se les olvidó!

O quizá no. Quizá no se les olvidara, quizá ellos tampoco sabían que todo esto existía. Que existen formas de construir una vida más feliz, tranquila, calmada y enriquecedora.

ayuda psicológica para muchas situaciones

Si te encuentras en una situación que no eres feliz, sientes que necesitas una guía para encaminar tu vida, consejos y técnicas para adquirir valía en ti misma te diré una cosa: la ayuda psicológica es la vía. A mí me ayudó en su momento. Llegas perdida a una consulta psicológica y alguien, la otra persona, a través de una actitud de cariño y confianza te comprende y te explica aquello que te sucede. De una forma tan sencilla que empiezas a ver todo claramente.

En la consulta puedes expresar todo aquello que sientes y muchas veces has tenido que callar, porque no se te juzga. Al revés, la psicóloga muestra una exquisita empatía y comprensión hacia ti.

Así, poco a poco te ayuda a ir solucionando lo que necesitas para ser feliz. Te ayuda a poner las cosas en orden y a clarificarte. Piensa que hay cosas que nadie te enseñó y este el lugar para aprenderlas.

La AYUDA PSICOLÓGICA es efectiva

Yo me quedé realmente sorprendida cuando fui por primera vez. Tenía un problema y estaba perdida en mi vida, pensaba que nadie podría ayudarme. Sin embargo, fui con miedo y un poco de escepticismo, pero fui. Hoy siento que es lo mejor que podría haber hecho. La psicóloga me ayudó, me comprendió y me acompañó en el camino hacia mi crecimiento interior a través de una actitud de cariño, aceptación y confianza.

Creo que debemos valorar y recurrir a este tipo de ayuda. Verlo como algo completamente normal y necesario. Y dejar de lado los tabús, pues la salud mental hay que cuidarla como cualquier otro problema del cuerpo. Te animo a que des el paso. No hay nada que perder y sí mucho, muchísimo, por ganar.

¿Deseas más información?

Supermujer es la primera organización sobre información femenina en materia de desarrollo, motivación, y superación personal. Completa el siguiente formulario para recibir totalmente gratis la información sobre nuestros artículos, publicaciones y seminarios en tu ciudad; y si quieres hacer una primera consulta personalizada, puedes enviárnosla aquí.

[grwebform url=»http://app.getresponse.com/view_webform.js?wid=8517202&u=L5kU» css=»on»/]

Comentarios

comentarios

Terapia Online