Muchas amigas asocian la aventura con el resultado de “una noche de copas, una noche loca”, como dice una antigua canción; para otras, tal vez sea el broche dorado de las fiestas de la oficina o del ligue que inició a la hora del café y continuó en un bar.

Muchas amigas asocian la aventura con el resultado de “una noche de copas, una noche loca”, como dice una antigua canción; para otras, tal vez sea el broche dorado de las fiestas de la oficina o del ligue que inició a la hora del café y continuó en un bar.

¿Qué hacer si se presenta una aventura?

Pocas cosas en la vida resultan tan atrayentes como escuchar la palabra aventura, y más si ésta llega envuelta en un halo de misterio, de reto y, quizá, hasta del atractivo que da lo prohibido.

Todos estos factores suman y transforman a la aventura en algo apasionante, excitante, romántico y estimulante, aunque también podría darse el caso de que resulten dañinas, agobiantes y dolorosas.

Antes de abundar al respecto, es conveniente que digamos qué se entiende por aventura.

De seguro, muchas amigas la asocian con el resultado de “una noche de copas, una noche loca”, como dice una antigua canción; para otras, tal vez sea el broche dorado de las fiestas de la oficina o del ligue que inició a la hora del café y terminó en un bar. Pero, aunque te sorprendas, nada de eso queda bajo la etiqueta de aventura, ya que ésta se refiere a una relación sexual que dura más allá de una noche o de un fin de semana de pasión, donde al menos uno de los involucrados se siente comprometido.

Así que si la vida te da de pronto la oportunidad de disfrutar una aventura sería deseable que te pusieras a salvo antes de decidir qué harás. En apariencia mucho se ha avanzado, y las mujeres hoy son dueñas y señoras de sus vidas, de sus cuerpos, de las relaciones que tengan y de todo lo que decidamos libremente hacer. Sin embargo, los hechos confirman que ni siquiera entre las más jóvenes han logrado borrar esos rasgos conservadores que se convierten en una pesada carga cuando se actúa fuera de lo que es sociablemente aceptado.

De ahí que la recomendación de que te pongas a salvo nunca saldrá sobrando. Antes de lanzarte al vacío, analiza cuál es tu situación actual: ¿estás sola? ¿tienes pareja? La respuesta es fundamental para saber si alguien podría sentirse herido con la decisión que tomes, y esto aplica incluso a tus hijos, si es que los tienes.

¿Qué buscas en una aventura?

Otro punto importante a evaluar es qué buscas en una aventura: ¿simplemente pasar un buen rato o realmente quieres que sea el inicio excitante de una relación duradera? Si fuera esto último, quizá sea conveniente que recuerdes que –según las estadísticas- hasta el 80 por ciento de las aventuras extramaritales terminan mal, causan infelicidad y sufrimiento, no sólo a ti sino a todos los involucrados.

También es importante recordar que muchas mujeres, y hombres, con relaciones matrimoniales estables, buscan una aventura para ponerle algo de sal y pimienta a su vida, para agregarle los momentos excitantes que dejaron en el pasado y nuevamente sentirse vivos.

Durante algunas épocas en el año, se viven semanas que más se prestan a las aventuras, pero también es de las temporadas que más las ponen en tela de juicio. Porque más allá de los prejuicios o los convencionalismos sociales, pregúntate ¿soy de las mujeres mujeres que, de verdad, gustan de pasar las fiestas navideñas sola mientras su pareja de turno está de regreso en su hogar, con su esposa? Por mucho que se haya avanzado en el terreno profesional, en materia de liderazgo y dirección, hay aspectos en los que las muchas mujeres no han cambiado tanto. Así que antes de decirle sí a esa aventura que asoma a tu vida, regálate unos minutos y decide, siempre en función de lo que es mejor para ti.

¿Deseas más información?

Supermujer es la primera organización sobre información en materia de desarrollo, motivación, y superación personal para la mujer. Completa el siguiente formulario para recibir totalmente gratis la información sobre nuestros artículos, publicaciones y seminarios en tu ciudad; y si quieres hacer una primera consulta personalizada, puedes enviárnosla aquí.

[grwebform url=»http://app.getresponse.com/view_webform.js?wid=8517202&u=L5kU» css=»on»/]

Comentarios

comentarios

Terapia Online