Eres más que tu rostro, más que tu aspecto físico, más que la carrera que puedas tener.

Eres más que tu rostro, más que tu aspecto físico, más que la carrera que puedas tener.

Eres más que tu rostro, más que tu aspecto físico, más que la carrera que puedas o no puedas tener, más que el sentimiento que te asalte cada mañana, más que la angustia, más que el miedo, más que la inseguridad y más, muchísimo más de lo que siempre te dijeron que eras.

¿influencian la sociedad y sus mensajes tu físico?

Vivimos en una sociedad cargada de mensajes sociales, mensajes que nuestras familias, amigos y profesores –también nosotras mismas- seguimos repitiendo y transmitiendo. ¡Qué bien visto está aquel que estudio una ingeniería y trabaja hoy de ello ganando un sueldo excelente! Sin embargo, son mensajes superficiales, mensajes que no profundizan. Hace poco conocí a una importante empresaria estadounidense, tenía un puesto magnífico y era envidiada. Sin embargo, en un momento determinado de su vida se había dado cuenta que no era feliz. ¿Por qué? Porque durante toda su vida fue hacia los deseos de sus padres, que querían una mujer fuerte e independiente para ella, y por eso mismo, se olvidó de sus propios deseos. La felicidad se le escapó entre de las manos.

Nos identificamos a menudo con lo superficial y banal. Y lamentablemente, la sociedad en gran medida se rige por eso. Por las caras marcas de ropa para identificar a las personas, por sus puestos de trabajo, por el lugar de la ciudad en que viven. Pero la vida es más que la superficialidad, la identidad y la felicidad están más allá.

Mujeres corriendo sin saber a dónde quieren llegar

Actualmente nos encontramos con mujeres que constantemente ansían más ropa, mejores cuerpos, más operaciones de cirugía estética, mayores estudios, mayor sueldo. Ponen en todos estos aspectos su propia valía, confirmando aquella vieja creencia de “tanto tienes, tanto vales”; sin embargo, nada más alejado de la realidad. La felicidad que se encuentra ansiando lo externo es efímera, se desvanece igual que la espuma y vuelve a dejar a la persona anclada a su infelicidad constante, a su búsqueda inalcanzable.

Te invito a que dejes de identificarte con lo externo, a que no juzgues a los demás por lo que tienen o dejan de tener. No te quedes en la superficie, conoce a las personas, conoce sus historias, conoce sus vidas. Y cuando lo hagas, como yo lo hice, te darás cuenta que bajo lo que observas hay mucho mundo escondido y desconocido.

Por eso conócete a ti misma también, más allá de los mensajes que te transmitan desde fuera; reflexiona acerca de tus deseos, tus verdaderos deseos. Esa es la clave.

Las personas que dicen disfrutar de una vida feliz y placentera, fueron hacia sus deseos. Y quizá nos sorprendamos al ver que personas que tienen poco no ansían tener más, están agradecidas de estos regalos que les hizo la vida y así son felices.

Sin embargo en este mundo materialista nos dirigimos hacia una felicidad externa basada en cosas materiales. Yo te invito a que mires a tu alrededor en este momento y te sientas agradecida por las pequeñas cosas que tienes, y pocas veces valoraste. ¡Pues ver esas cosas es la esencia de una vida rica!

La persona más rica es aquella que se conforma con lo que tiene, mucho o poco, se siente agradecido y disfruta momento a momento sin que su mente vuele hacia paraísos lejanos y desconocidos.

Sal del bucle de la búsqueda de la infelicidad inalcanzable, pues desde ahora mismo te digo que es inalcanzable y crea estados emocionales desagradables. Por ejemplo, aquellas personas que consumen, consumen y consumen día tras día. Nunca se sacian en sus deseos. Cuando han adquirido este objeto quieren otro, se olvidan de este para comprar más y más.

Sal del bucle y recuerda “la riqueza no se mide por lo que tienes, sino por cuan agradecida te sientes por lo que posees”.

¿Deseas más información?

Supermujer es la primera organización sobre información femenina en materia de desarrollo, motivación, y superación personal. Completa el siguiente formulario para recibir totalmente gratis la información sobre nuestros artículos, publicaciones y seminarios en tu ciudad; y si quieres hacer una primera consulta personalizada, puedes enviárnosla aquí.

[grwebform url=»http://app.getresponse.com/view_webform.js?wid=8517202&u=L5kU» css=»on»/]

Comentarios

comentarios

Terapia Online